viernes, 12 de diciembre de 2008

METROPOLIS




Jacinto Bravo y Salvador Aznar, animados por Adolfo Marsillach y Mercedes Lezcano, inician su trayectoria como productores con el espectáculo:
“Mujeres” de Mercè Rodoreda en versión y dirección de Mercedes Lezcano en el año 1999. Es seleccionado para participar el II Certamen de Teatro para Directoras de Escena, donde obtiene el Premio al Mejor Espectáculo. Inicia una gira por todo el país. En Octubre con la ayuda del INAEM, viaja a Paraguay en la Semana de la Hispanidad, donde se representa en el teatro Juan Salazar de Asunción. Recibe críticas muy elogiosas. En el año 2000, igualmente con la ayuda del INAEM, continúa la gira y en Marzo de ese año viaja a Costa Rica para participar en el Festival de las Artes San José 2000, se representa en el teatro de La Estación. En el año 2001 prosigue la gira y se presenta en el XXIII Certamen de Teatro Arcipreste de Hita de Guadalajara, en esta ocasión Flavia Pérez de Castro, (Sra. De las Dalias), obtiene el Premio a la Mejor Actriz. En gira hasta Marzo de 2003. Espectáculo subvencionado por la Comunidad de Madrid e INAEM.
En el año 2000, Metrópolis Teatro, estrena “Otoño en familia” de James Saunders en versión de Adolfo Marsillach y dirección de Mercedes Lezcano. En gira hasta Marzo de 2003. Espectáculo subvencionado por la Comunidad de Madrid e INAEM.
En el año 2003 inicia la producción de “Danza macabra” de Strindberg en versión de Francisco Megares y dirección de Mercedes Lezcano. José Sacristán, Mercedes Sampietro y Juan Gea, dan vida a los personajes creados por este magnifico autor. Se estrena el 15 de Noviembre en el Teatro Bulevar de Torrelodones dentro del marco del XX Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid. Inicia la gira por todo el país. En Marzo de 2004 se presenta en el Teatro Albéniz de Madrid hasta el mes de Abril continuando la gira hasta el 30 de Junio de 2004. Espectáculo subvencionado por la Comunidad de Madrid.
En Diciembre de 2004 inicia la producción “Conversación con Primo Levi” en versión y dirección de Mercedes Lezcano. Manuel Galiana y Víctor Valverde dan vida a Primo Levi y Ferdinando Camon respectivamente. Permanece de gira hasta enero de 2007
En 2007 se estrena"Un Picasso" de Jeffrey Hatcher en versión de Nacho Artime dirigido y protagonizado por José Sacristán, Ana Labordeta / Sonia Castelo dan vida a Miss Fischer. Permanece de gira hasta Marzo de 2008. Premio Mejor Actor y Mejor Escenografía en el XXVIII Festival de Teatro de Palencia.

Mujeres

"MUJERES", es un espectáculo teatral donde, como su nombre indica, la mujer es el centro.
Mercè Rodoreda, buena observadora del alma humana, sabe expresar como nadie el mundo femenino. Los personajes hablan en primera persona en forma de monólogos interiores. Son mujeres de las capas populares de la sociedad que -situadas en la Barcelona de los años de la 2ª República- expresan sus sueños, sus miedos, sus angustias, sus recuerdos... con humor, con poesía, con dramatismo... Son "perdedoras" que luchan por sobrevivir en ese mundo que zigzaguea entre la ternura, la melancolía, la impotencia, la amargura y la resignación. En la década de los 30, en que sitúo el espectáculo, España vive acontecimientos tan importantes como: la proclamación de la 2ª República (1931); se aprueba la Ley del Divorcio (1932); las mujeres votan por primera vez (1933); el Alzamiento en Melilla, que dará paso a la guerra civil.
Esas mujeres, como el resto del país, viven en esos años pendientes de la radio. Con el advenimiento de la República, la mujer ha tomado conciencia de la necesidad de estar informada, y lo decisiva que es su opinión -voto- para el conjunto de la sociedad. La radio, es el nexo de unión de una España viva, política y socialmente hablando. En "MUJERES", la casa y la radio son los lazos que unen a esas cinco mujeres. Una "casa" de nuestra clase media, en donde, cada una de ellas, contará su experiencia personal, su drama más intimo. La "radio" les pone en contacto con los sueños... "El día que me quieras/la rosa que engalana/se vestirá de fiesta/con su mejor color...", y con el mundo exterior, a través de la realidad política y social. Son "Mujeres" de los años 30, que siguen sin resolver el drama eterno: ¿Cómo relacionarse con los hombres?, y en consecuencia... ¿cómo lograr la estabilidad emocional?
Mercedes Lezcano

Otoño en familia

James Saunders es un dramaturgo inglés poco conocido en España y que, como casi todos los escritores prácticamente ignorados en nuestro país, resulta que es muy bueno. Está diplomado en Ciencias Físicas y desde 1.951 a 1.964 dio clases de Química en una escuela londinense. Pero su vocación era el teatro y eso se paga. Los milagros - en especial los teatrales - ocurren a veces y Saunders escribió en 1.961 una obra que se estrenó, gustó y obtuvo varios premios. Su título era "New time, I´ll sing to you" (Podría traducirse como "La próxima vez, te lo cantaré", o algo así) y éste acontecimiento transformó su vida. Después, volvió a triunfar con "A scent of flowers" ("Un perfume de flores") y cambió definitivamente las fórmulas científicas por los pálpitos escénicos. El año 1.988 estaba yo en París derribado sobre una silla de un café de St. Germain des Prés leyendo la cartelera teatral de algún periódico, cuando descubrí que en el Théàtre La Bruyère representaban una obra de James Saunders: "Fall", traducida al francés como " Ce que voit Fox". Apuré el calvados que había pedido en honor del comisario Maigret, y me fui a verla. El Teatro La Bruyère está en la calle del mismo nombre y es un local tristón tirando a sombrío. No me dejé impresionar por el ambiente: "Fall" ("Otoño"), me fascinó. Recuerda - y no hay que arrepentirse de la coincidencia - a "Las tres hermanas" de Chejov: igual desesperanza, la misma minuciosidad dolorosa, idéntico humor lúcido y herido... Una critica - femenina - inglesa dijo: "Estoy segura de que muchas gentes que, como yo, no saben cual es su puesto en la sociedad de hoy, tampoco saben quienes son y qué vida deberían llevar. Bueno, pues este es el tema que plantea Saunders en su última obra". Exacto. Todos estamos perdidos aunque lo disimulamos. Desde aquella tarde en París he intentado convencer, en múltiples ocasiones, a nuestros empresarios, a nuestros gestores y a otras personas de mi oficio, de que "Fall" (me he tomado la licencia de titularlo "Otoño en familia"), es un drama conmovedor y divertido que nos habla de la razón o sinrazón de nuestras existencias. Aquí está por fin. Las hojas del otoño seguirán cayendo todos los noviembres y las familias - también todas - las mirarán caer desconcertadas.
Adolfo Marsillach

Danza macabra

Es una gran obra de un autor excepcional. Uun hombre atormentado de extraordinario talento; uno de los más grandes dramaturgos del teatro universal. Es una obra violenta, expresionista, con un humor sarcástico que permite un trabajo muy interesante con los actores. En "Danza Macabra" observamos ese mundo que expresa la continua crisis del individuo. Es el infierno de un matrimonio que lleva veinticinco años junto. Strindberg se mantiene neutral entre los dos esposos, y Kurt, el tercer protagonista, está lleno de comprensión por los desdichados cónyuges. Los esposos son dos personas que viven en una isla al margen de la sociedad, que no se relacionan, que no son aceptados por el entorno. Es un matrimonio de dos fracasados: él, incapaz de conseguir un ascenso en el ejercito, y ella, olvidada de todos, abandonó una carrera teatral muy modesta. Tras veinticinco años en común, no tienen nada que decirse. Sólo reproches. Están muertos. Llega de visita un personaje, Kurt, y su presencia es bien recibida: es un soplo de vida en este cementerio. Cada uno de los esposos encuentra en él, un interlocutor a quien confiar sus angustias. Este infierno arrastra, implacablemente, a Kurt que, se ve envuelto, contra su voluntad en aquel remolino de miserias. El juego macabro que despliegan ambos esposos para atraer a Kurt, les mantiene vivos y unidos. Este juego es su razón de existir. Se necesitan, están hechos el uno a la medida del otro. Para Strindberg, las desventuras matrimoniales son una expresión más de la imperfección de la vida. La lucha, a muerte, entre el hombre y la mujer es una manifestación de la demencial relación entre los seres humanos. El juego macabro -desgraciadamente tan vigente siempre- por el control del poder.

Mercedes Lezcano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada